June 04, 2018 · Intervención
    Intervención:

    Obra pictórica de Omar Rojas Camarena

     

    Mi trabajo plástico de los últimos 4 años se basa en la idea de intervención.

    La mayoría de las veces, me aproximo al tema con maravilla y consternación.

    En todo caso pintar este concepto es un trance que me encanta, pero en los lugares que frecuento en ese mi mundo, encuentro cierta preocupación, cierta alerta.

    Estos trances artísticos, sesones de 4, 6, 8 horas o más, me proyectan al futuro.

    Me identifico con la ciencia ficción y al mismo tiempo, concibo las cosas desde un punto de vista fenomenológico. Objetivo.

    Me gusta pintar las cosas que ocurren en mi tiempo de vida y me gusta pensar en lo que estas desencadenarán mañana...

     
    Estoy abrumado con las dimensiones de la intervención.

    Todas las cosas positivas que como especie hemos logrado a través de intervenciones, como la cirugía plástica y la innegable gloria que representa para nosotros los humanos en términos de salud y de la preservación de nuestra especie. (Biomecánica)

     

    El ser intervenidos para salvarnos.

    Hay otras manifestaciones del fenómeno de la intervención en nuestro mundo que son negativas, horribles; como la intervención voraz del humano sobre el medio ambiente, sobre la biomasa que nos sustenta y que con irrespetuosidad estamos destruyendo en nombre del progreso y el bienestar.

    Entonces, mi trabajo con la pintura, o como también me gusta concebirla, "la cámara metafísica", porque que plasma el espacio tiempo en términos de realidad psíquica, busca hacer un clic perfecto.

    Busco capturar el momento preciso en que las cosas pueden ser viables o no. Ese momento fronterizo cuando se deja de ser, para ser algo diferente. Para continuar o perecer en el intento. Momentos de evolución o de involución asistida. (La Mula)

     



     

    La intervención tiene dimensiones inimaginadas. Si una intervención se realiza con éxito, uno o varios sistemas interdependientes, seguirá en función y posiblemente optimizarán sus rendimientos y asegurarán su sobrevivencia.

    Si falla... es el fin de una historia genética: hemática, animal, social, política, geográfica, cultural, ambiental o planetaria.

    Los artistas podemos llegar a lugares inconcebibles de la imaginación, tocar los momentos cruciales de la actividad humana, recrearlos y presenciarlos de cerca.

    Me he trasladado en espíritu a momentos icónicos, y aunque asistido por símbolos he presenciado el encuentro de mundos que cruzan el antagonismo para fusionarse. Nuevas estructuras que, aunque son operativas, aún no revelan el resultado o la consecuencia de su existencia. (ADN)

    Los procesos de intervención son multifactoriales y multidimensionales. Todos somos parte, como intervenidos o interventores, de este entramado mecánico-biológico-social y cultural.

    La intervención es la interdependencia de todas las cosas que ocurren al mismo tiempo en todo el espacio en que podamos accionar.

     



     

     

    La intervención es un metalenguaje.

    Es la comunicación extra sensorial que ejercemos con el ambiente y otros seres vivos. En algunos casos, acciones con reacciones hasta hoy invisibles que pueden ya estar afectando nuestros sistemas:

    ¿Sabemos cómo son intervenidos los alimentos con los que posteriormente intervenimos nuestro organismo? (Espejo)

    Hay muchas preguntas abiertas ante la inminente intervención en la genética vegetal, animal o humana.

    Estamos ante un umbral maravilloso y aquí es donde mi conciencia salta de súbito de la maravilla a la preocupación.

    Posibilidades sí, nuevas posibilidades...

    Mundos nuevos por intervenir. Una carrera imparable del hombre y su tecnología, sustentada en la posibilidad.

    ¿porqué transformar la genética de las cosas que llegaron así, tal cual son a este mundo?

    Porque es posible.

    Es posible y está ocurriendo.

    La transformación que ha sufrido el hombre desde su génesis, cualquiera que este sea, ha ocurrido por este metalenguaje de intervenciones a través de alimentos, medicamentos herbolarios, vestuarios adaptados a su entorno previamente intervenido, y contacto con otros seres y sus lenguajes.

    La mente esta intervenida por ideas.

    Unas de ellas transformadoras a corto plazo y otras destructivas a largo plazo. Otras son sustento de nuestras culturas y construyen una narrativa de lo que somos, de lo que aspiramos y de lo que tememos.

    Hemos esculpido el paisaje de la mente humana en colectividad. Culturas, agrupaciones políticas y morales, que en mediana escala han concretado valores compartidos de bienestar y así mismo, referencias mundiales e históricas de agresión y de paz.

    Intervenidos, interrelacionados, compartimos mitos y construimos meta-religiones que no tienen nombre, pero que modelan nuestros entendimientos de lo divino y lo absoluto.

    Hemos tomado de aquí y de allá arquetipos y figuras del génesis y del fin de los tiempos que en suma nos dan atributos de universalidad y que han homogeneizado nuestros destinos en esta vida y en el más allá.

    Valores compartidos y entretejidos que forman el edredón con el que nos vamos a dormir cada noche y descansamos nuestra mente confiados en que somos una buena persona en términos mundiales de bondad.

    ¿Cuales son las piezas de este metalenguaje?

    El hombre, creador por excelencia, ha arrojado las primeras palabras de ese meta-lenguaje, meta-religión o meta-conocimiento de lo que no se ve, de lo que solo se siente pero que puede compartirse a través del tiempo.

    Esas palabras son las manifestaciones artísticas que aparecen desde el inicio de nuestra carrera aquí. En nuestra Tierra.

    Escultórica ritual por todo el planeta, pintura sagrada repartida cronológicamente desde cuevas hasta castillos, los más sabios libros que han escudriñado todo el pensar y la moral humana. (Sangre)

    Música entrañable que representará al hombre más allá de sus fronteras políticas.

    El arte es el alma de ese cuerpo universal humano y la recopilación de ese arte mundial en nuestra mente es una intervención divina, una meta-religión.

    Hay piezas de arte tan poderosas que han cambiado la manera de vivir de la raza humana. Arte con poder de intervención en la mente de millones de personas que se sostiene en el tiempo y se contabiliza en siglos.

    Las piezas más destacadas de este arte trascendente se han mezclado con la población del planeta en términos de estética, política, cultura, religión y guerra.

    Los libros, que hasta hoy siguen proyectándose como objetos de alta tecnología, son elementos muy importantes en esta historia de interrelación e intervención humana.

    Ejemplo: La Biblia con cada uno de sus libros. Fundamentales para entender la fe, la geografía, la política y las relaciones de poder del mundo occidental

    La Biblia es la mente humana delineada en un espacio-tiempo específico; es todo lo que uno quiera suponer y más, pero ante todo, es una obra de arte. (San Juan)

    Esta serie de Pinturas, busca intervenir, pretende un llamado al pensamiento ambiental. Estamos viviendo un momento crucial para la especie humana y la ventana de oportunidad para cambiar un destino fatal en términos ambientales o climáticos, se esta cerrando ante nuestros ojos, y … actuamos con desdén.

    Pintar como un acto ambiental es también un acto rebelde. Tendremos que cambiar actitudes y comportamientos. Reconectarnos con el planeta que en realidad es un mega-organismo que posee inteligencia cósmica es urgente.(el contenido del viento)

    Eso es pensar de manera diferente. Implica convertirnos consumidores críticos y en pensar en el otro cualquiera que el otro signifique: planta, animal, semejante o no. El otro, el medio ambiente con todo lo que inteligentemente lo conforma y nos interviene, nos altera. Alteridad como concepto máximo de convivencia.

    Hay una dimensión psíquica en las plantas y se puede acceder a ella a través de ciertas especies vegetales. Las comunidades locales y antiguas de nuestras tierras, conocen y preservan sabiduría ancestral para el manejo y cuidado del medioambiente. Comparten con otras especies un mismo saber ambiental. Así surgió la herbolaria, por un diálogo franco con el otro, en igualdad y conocimiento. (Fungi)

    Ese metalenguaje, el diálogo mágico entre especies y circunstancias no tiene fronteras culturales ni físicas. El agua del océano se comunica con el aire que respiramos. Le es saludable el uno al otro. Los animales del mar, aunque invisibles para nosotros, son destacados guardianes de nuestra respiración.

    Si los tiburones se extinguen o el plancton aumenta en población, el equilibrio se rompe y nuestras respiración tendrá más problemas. La atmósfera necesita un mar limpio. (plancton)

    Hay tanto que aprender y modificar y desgraciadamente no hay mucho tiempo. Como especie necesitaríamos una cruzada mundial para limpiar y sanear. Dejar de cosificar el mundo. Todos. Ahora mismo. •    (autorretrato)

     

     

    Omar Rojas Camarena es diseñador Gráfico y Pintor. Actualmente cursa la maestría en Educación y Comunicación Ambiental en la Universidad de la Comunicación.

    Nació en México en 1975.

    Es pintor autodidacta y ambientalista. Ha expuesto esta serie (Intervención) en círculos académicos en México, Norteamérica y zonas fronterizas como Tijuana.

    Este año participó en “Apocalyps: Trough a glass darkly”. Simposio internacional sobre el Apocalipsis en la Univesrsidad de Colorado, en Colorado Springs, EEUU, como conferencista invitado y presentando su pintura “Apocalipsis de San Juan”.

    Trabaja tejiendo redes pro ambientales entre comerciantes, restauranteros y académicos para minimizar el uso de plásticos en la industria alimenticia del país.